Marketing Digital

Pasos para analizar tu web a nivel SEO y sacarle más partido

Según la RAE un consultor es una persona experta en una materia sobre la que asesora profesionalmente. Es decir que, sin experiencia previa, es un poco difícil realizar una consultoría SEO. No obstante, aun sin experiencia previa, podemos fijarnos en una serie de datos que nos darán mucha información relevante. Dependerá de nuestra experiencia el saber qué hacer con esa información, definir las acciones necesarias para el proyecto y llevarlo a buen puerto. La Analítica Web es una de las técnicas de Marketing Digital más difíciles de aprender, ya que tienes que saber "un poco de todo" para poder aportar soluciones. A la hora de realizar una consultoría SEO tendremos que intentar analizar el comportamiento de nuestra página web y lo más importante: proponer acciones para mejorar métricas.

Si tenemos una tienda Online y estamos pensando en preparar campañas o promociones, sería interesante prepararnos para tomar una serie de datos que nos confirmen si nuestras inversiones están teniendo el resultado esperado. Para ello, es importante saber cómo calcular el ROI (Return Of Investment, en castellano “retorno de la inversión”). Sobre el papel, la fórmula del ROI parece sencilla: ROI = [(beneficio obtenido – inversión) / inversión] x100 Pongamos que tenemos una mochila que nos ha costado 10€, la vendemos gracias a una campaña de Facebook que costó 5€ y el cliente pagó 35€ por ella. Si sumamos nuestra inversión son 15€, mientras nuestro beneficio es de 20€: ROI = [(beneficio obtenido: 20€ - inversión: 15€) / inversión: 15€] x100 = x33.3% de ROI Esta fórmula nos dará un índice que nos dirá qué canales o inversiones son más rentables. El principal problema de calcular el ROI en tiendas online es que tenemos que sacar datos de distintos canales y llevarlos a un Excel o a un programa destinado a este uso.

Antes de nada, recordad que los algoritmos de Google y otros buscadores van cambiando y que la información que vamos a presentar aquí puede quedar fácilmente desfasada. Informaros de que esta entrada ha sido revisada el 22/01/2018. Intentamos siempre tener la información lo más actualizada posible, pero en ocasiones no podemos por falta de tiempo. Podríamos resumir los factores de los que depende el SEO (hoy) en 5 grandes grupos: contenido, experiencia del usuario, factores técnicos, backlinks y redes sociales. He aquí un resumen de cada uno. ¡Ojo! El algoritmo de Google es como la fórmula de la coca-cola. Se saben los ingredientes que se usan pero nadie conoce la fórmula exacta.

Métricas en Google Analytics y Google Webmasters

De nada nos sirve empezar un proyecto SEO si no lo vamos a monitorizar. Medir los resultados es probablemente la tarea más importante de un SEO y se ha de realizar de manera constante. Analítica Web y SEO son dos conceptos que deberían ir siempre de la mano. Las métricas y los programas de medición a utilizar dependerán de la envergadura del proyecto. Para proyectos grandes y webs con mucho tráfico de búsqueda, es probable que sea conveniente probar y comprar herramientas de pago. No obstante, en un mercado como el Español en el que muchos nichos no tienen competencia, una PYME o autónomo de un sector no demasiado explotado puede apañarse perfectamente con herramientas gratuitas. Recordemos que usar estas herramientas es gratis, pero optimizarlas y hacer el seguimiento requerirá o bien tiempo y conocimientos específicos o bien dinero.

Tener una tienda Online significa tener un canal en Internet en el que cualquier usuario puede comprar, pero también significa que cualquier usuario puede opinar sobre ese canal. Los usuarios y clientes pueden valorar positivamente nuestra tienda y atraer nuevos clientes, pero también pueden destruir nuestros esfuerzos en la red si quedan muy insatisfechos con nuestros productos o servicios, atención al cliente o servicio de logística. Para que todo funcione correctamente, deberemos tener claras algunas pautas y avisar a nuestros clientes de los términos y condiciones en Tiendas Online.

Como ya vimos en la entrada Comunidades de Marca, estar en internet significa también estar expuesto a la opinión de los usuarios. Si su opinión es buena, perfecto. ¿Pero qué pasa si la opinión es mala? ¿Qué pasa si sale una noticia que echa por tierra nuestros valores de marca y nuestra comunicación? ¿Podemos hacer algo para solucionar el problema? La respuesta es sí y sería interesante tener en cuenta que podemos dejar preparados de antemano algunos trucos en caso de que nos encarguemos de la gestión de crisis en redes sociales.

El consumidor 2.0 o prosumidor

Tenemos que tener en cuenta que los usuarios han cambiado mucho desde la llegada de Internet. Si los clientes cambian, el marketing cambia por lo que tendremos que tener en cuenta como es este no tan nuevo “consumidor online”:
  • Es experto y está más formado que en otros medios.
  • Busca información.
  • Recomienda lo que le gusta.
  • Se queja de lo que no le gusta.
  • Es productor de información, crea contenidos.
  • Está continuamente conectado.
  • Está bien informado.
  • Es impaciente.
  • Espera sentirse escuchado.
  • Espera que haya personas detrás de las redes sociales.
  • Espera honestidad por parte de las marcas.
  • Busca contenido relevante.
  • Está más dispuesto a probar cosas nuevas.
  • Es infiel.
  • Utiliza nuevos lenguajes, comunes en medios online.
  • Está haciendo otras tareas a la vez que navega por Internet.

Si tenéis una PYME, sois artistas, ilustradores, artesanos o autónomos seguramente habéis pensado en vender vuestros productos y servicios Online. Si lleváis más de 5 años en el mercado y todavía no tenéis vuestra Web Corporativa o tienda Online ¡Ya vais tarde! ¿Cómo es posible? Si acabáis de comenzar lo entendemos, empezar con una tienda Online no es una tarea sencilla.
Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies