Fijar los objetivos de una Web de empresa

Fijar los objetivos de una Web de empresa

Cuando montamos un blog, una tienda de comercio electrónico o cualquier otro sitio Web, generalmente lo hacemos con uno o más objetivos en mente. Los objetivos de una Web pueden estar orientados al negocio, la empresa o una institución: aumentar beneficios y/o disminuir costes. Pero también pueden estar enfocados al usuario o al cliente: aumentar fidelidad y/o aumentar satisfacción.

Sea cual sea el objetivo global, hay 4 pilares fundamentales que debéis definir, medir y sobre los cuales deberéis tomar acción a la hora de fijar los objetivos de una Web.
 

  1. Alcance (acquisition)

    También como conocido como adquisición, es el que se enfoca en atraer visitantes hacia vuestro sitio Web.

    La idea es aumentar el alcance de vuestra marca, blog o negocio sobre el público objetivo. Básicamente consiste en atraer visitantes interesados en lo que teneis que ofrecer, en aumentar el tráfico hacia vuestra Web. ¡Ojo! No nos vale cualquier tipo de usuario ¡queremos usuarios que estén interesados en nuestros productos y servicios y que quieran contratarlos. Se trata de atraer un público objetivo, cualificado y de interés para lo que estéis vendiendo Online.

    Las técnicas de Marketing Digital que normalmente suelen traer mejores visitas son el SEO, el SEM y las redes sociales. Con SEO y SEM podemos atraer a usuarios que busquen justamente nuestros productos y servicios. Con las redes sociales podemos atraer a grupos de usuarios que coincidan con nuestro target o público objetivo.

  2.  

  3. Compromiso (engagement)

    Se trata de hacer que los visitantes realicen acciones dentro de nuestro site y que de alguna manera se establezca una especie de interacción de los usuarios en nuestra Web.

    Estas acciones pueden estar asociadas a consumir contenidos (por ejemplo leer varias entradas de blog o visitar una página específica), descargar un PDF o cualquier otro fichero, registrarse, dejar un comentario, realizar una búsqueda interna, ver un vídeo, compartir en Facebook u otra red social, etc

    En fin, que el usuario no rebote (que llegue a tu sitio y en cuestión de pocos segundos de media vuelta y abandone tu página).

    La técnica de Marketing Digital utilizada en este caso se llama user expercience (Experciencia del Usuario). Los expertos en UX son diseñadores que saben de analítica web y que constantemente están midiendo el comportamiento de los usuarios dentro de nuestra Web.

  4.  

  5. Conversión (conversion)

    La conversión se produce cuando un usuario realiza una acción que se ha definido como valiosa para vuestra empresa, como, por ejemplo, realizar una compra online o llamar a vuestro negocio desde un teléfono móvil. La idea aquí es lograr que los visitantes cumplan con el objetivo por el cual vuestro sitio ha sido creado. Básicamente, es cuando el usuario completa una acción que habéis determinado como éxito.

    El objetivo por el cual ha sido creado un sitio dependerá de cada proyecto. En una tienda de comercio electrónico será la realización de un pedido. En un blog puede ser la suscripción a una lista de Newsletter o la venta de un mini-curso. En otras páginas puede ser la contratación de un servicio, pedir más información, solicitar un presupuesto, etc.

    Si respondéis a esta pregunta tendréis identificado vuestro objetivo de conversión: ¿para qué fue creado vuestro sitio Web? La respuesta a esta pregunta es la conversión.

    ¡Importante! No todas las conversiones de una página web se hacen online. Por ejemplo, puede ser que queramos utilizar nuestro proyecto web para que el usuario visite nuestra tienda física. En cuyo caso tendremos que ser conscientes que tal vez en un primer momento no seamos capaces de medir las conversiones, por lo menos aquellas que se produzcan de una manera off line.

  6.  

  7. Retención (loyalty)

    Esta parte es como volver al inicio del ciclo, cuando vuestros clientes vuelven a nuestra Web y a realizar una conversión. Si tenéis un solo producto [único] (ej. una miniguía en PDF) lo tendréis muy difícil para que un cliente la vuelva a comprar. Una solución puede ser crear más productos o servicios.

    Pero si tenéis más productos o servicios, es importante medir y trabajar para que vuestros clientes vuelvan a convertir. Para que los usuarios vuelvan, deberéis haberlos “enganchado” mediante redes sociales, mailing, enlaces RSS u otros recursos.

    Este objetivo web es especialmente importante en el proceso de compra, ya que es más fácil convencer a antiguos clientes para que vuelvan a confiar en nosotros que a nuevos.

 

¿Habéis reflexionado con anterioridad sobre estos objetivos web? ¿Sabéis como medirlos? Nos encantará recibir vuestros comentarios.

Sin comentarios

¿Queréis comentar?

Utilizamos cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes cambiar tus preferencias o ampliar esta información aquí. ACEPTAR
Aviso de cookies