Efectos de vídeo y correción de color en Premiere

Efectos de vídeo y correción de color en Premiere

En la clase de hoy veremos efectos de vídeo en Adobe Premiere Pro y explicaremos cómo hacer retoque de color fácil y sencillo.

Una vez tengamos nuestro montaje, con todos sus cortes y transiciones, es el momento ideal para encarar la aplicación de efectos y retoque de color. ¿Y por qué ahora y no antes? Pues porque aplicar efectos requiere más recursos del sistema, y cuando creamos el montaje nos interesa más la fluidez en la reproducción. Así que mejor esperar a tener ese borrador antes de empezar a cargar efectos a nuestro vídeo. En la clase de Empezar a Editar con Premiere Pro ya explicamos cómo hacer esta edición, si no la visteis, mejor repasarla antes.

Tipos de efectos de vídeo en Premiere Pro

Si queremos ver qué efectos incluye Premiere de forma automática, debemos ir a la pestaña de Efectos y Efectos de Vídeo. Allí veremos todo un conjunto de carpetas que agrupan todos los efectos de Premiere por lo que podríamos llamar familias. Hay muchísimos, así que veamos los más prácticos y habituales.

Efectos de vídeo en Premiere Pro

En Ajustar encontramos Niveles y ProcAmp, que vienen a ser los controles de retoque de color más sencillos.

En Clave tenemos los efectos que nos sirven para Croma, o sea, para eliminar fondos verdes o cualquier color plano en grabaciones pensadas para recortar al sujeto, como el streamer de videojuegos que quiere integrarse encima de su partida.

En Corrección de color encontramos los parámetros idividuales de retoque de color por separado, y sobretodo Color de Lumetri, del que hablaremos más detalladamente más adelante.

Desenfocar y enfocar es interesante, nos permite darle más nitidez o menos a nuestros clips.

O el apartado Distorsionar en el que entre efectos que deforman la imágen, está Transformar, que recomendamos usar en lugar de los controles  de Movimiento ya incorporados en los clips, ya que permite mayor control y opciones.

Por último destacamos Perspectiva, que incorpora el efecto 3D básico para hacer una capa en rotable en todos los ejes, y el útil Sombra paralela. Si nunca os pasa que no encontráis un efecto, que sepáis que arriba de la pestaña de efectos hay un buscador en el que podéis escribir qué buscáis y os lo resaltará automáticamente.

Efectos de vídeo en Premiere Pro

También hay unos iconos al lado de algunos efecto, que nos indican si se trata de un efecto que requiere aceleración por hardware para reproducirse sin renderizar, o si són efectos generados con 32bit de color o sistema YUV.

Efectos de vídeo en Premiere Pro

Y por último, se pueden crear carpetas personalizadas en la que podemos colocar los efectos que usamos más habitualmente para encontrarlos más fácilmente. Para hacerlo, hacemos clic derecho en una zona vacía de la pestaña Efectos y seleccionamos Nueva bandeja personalizada. La otra opción sirve para guardar ajustes preestablecidos en efectos ya aplicados, y la veremos más adelante.

Efectos de vídeo en Premiere Pro

Podremos renombrar esta carpeta con el nombre que deseemos, y arrastrando los efectos que deseemos.

Efectos de vídeo en Premiere Pro

Aplicar efectos de vídeo en Premiere Pro

Para aplicar un efecto a un clip, podemos arrastrarlo hasta él en la línea de tiempo, o podemos seleccionar el clip en la línea de tiempo e ir a la pestaña de Control de Efectos y arrastrar el efecto ahí.

Aplicar efectos de vídeo en Premiere Pro

De este modo el efecto se aplicará en el clip, y todos los efectos que queramos aplicar se irán acumulando uno debajo del otro. Aquí hay que tener en cuenta que el orden de los factores sí altera el producto.

-Nos explicamos- en premiere los efectos se ejecutan de forma jerárquica, así que el orden en que se colocan tendrá resultados distintos. Por ejemplo, aplicar Niveles antes de Equilibro de Color no da el mismo resultado que hacerlo al revés. Debemos probar y pensar lógicamente antes de aplicar efectos que se influencian entre sí. Todo lo que se coloque en este apartado, al que podemos llamar Efectos en clip sólo afectará a ese clip, y a nada más en la línea de tiempo. Le pertenecen a ese extracto en la línea de tiempo, y modificar sus parámetros sólo afectarán a ese recorte.

¿Y si ese clip forma parte de un asset que usamos más veces durante la edición? ¿Cómo hacemos que cada vez que aparezca tenga el mismo efecto aplicado?

Pues tenemos dos modos; el cazurro y el inteligente.

Método cazurro

Clicamos el efecto que deseamos copiar, o manteniendo Ctrl mientras clicamos si deseamos seleccionar varios, (y una vez más, es importante hacerlo en orden, de arriba a abajo) y hacemos Copiar o Ctrl + C. Luego vamos al próximo clip recortado que sea del mismo asset de origen y hacemos Pegar o Ctrl + V en su apartado de Efectos de Clip y se nos pegarán en orden. Obviamente podéis pegar estos efectos a cualquier clip, aunque sean de otro asset, y una vez allí, modificarlos como sea necesario, ya que no afectarán al resto de clips. Pero claro, ¿y si el asset que usamos queremos que tenga ciertos efectos siempre, pero distintos en algunos casos, como por ejemplo siempre el mismo color, pero diferente tamaño de escala?

Método inteligente

Pues para eso tenemos el modo inteligente, o lo que llamaremos Efectos en Origen. Si nos fijamos en la parte superior de la pestaña de Controles de efectos, veremos que al seleccionar un clip, se resalta una pestaña con el nombre de la secuencia en la que se encuentra. Ahí es donde se aplican los efectos por defecto, es decir, se aplican como Efectos en Clip.

Aplicar efectos de vídeo en Premiere Pro

Pero al lado tenemos otra pestaña, llamada Origen con el nombre del asset original. Si la seleccionamos, vemos que está vacía.

Aplicar efectos de vídeo en Premiere Pro

Pues aquí es dónde podemos pegar efectos que queremos que se apliquen siempre a dicho asset cuando aparezca en la línea de tiempo. Por ejemplo, nosotros en seosve usamos un asset en el que están todas las tomas grabadas, y luego recortamos lo que nos interesa y variamos la escala en cada cambio de toma.

Sabemos que todos los clips en realidad son el mismo asset, por lo que podemos usar el mismo retoque de color. Lo aplicamos en la parte de Efectos en Origen para que afecte a todos los clips. Y la variación de escala la aplicamos en la parte de Efectos en Clip, de manera que sólo afecta a ese clip concreto.

¿Por qué consideramos una opción como cazurra y la otra como inteligente? Pues porque en el primer caso, si luego decidimos cambiar el retoque de color que habíamos creado originalmente, deberemos ir clip a clip a substituirlo, mientras que con la 2a opción, con que nos coloquemos en un clip que sea del mismo asset y lo modifiquemos ahí, afectará al resto.

Otra cosa que hay que destacar cuando aplicamos un clip es cómo reacciona la línea de tiempo. La línea de tiempo añade un código de color encima de cada clip para que sepamos en qué estado se encuentra la reproducción de dicho clip.

Aplicar efectos de vídeo en Premiere Pro

Cuando no hay ningún color, significa que no hay nada que procesar, ya sea porque es una parte vacía, o el video está inhabilitado o simplemente hay sonido. Cuando se muestra el color amarillo, significa que esa parte se va a reproducir a tiempo real ya que el ordenador no necesita preprocesar lo que se encuentre en ese punto para rendir eficientemente. 

Si el color es rojo, nos está indicando que ese punto, sea por complejidad del asset o efectos, necesita procesarse para verse en tiempo real. Es posible que el ordenador sea capaz de mostrarlo, pero no de forma eficiente. En ese caso, podemos seleccionar la parte de la línea de tiempo en rojo y pulsar Enter, entonces Premiere realizará una render temporal para esa zona con un archivo caché. Y entonces aparece el color verde, que nos marca una zona que cuenta con su propio render de previsualización, y se reproducirá sin problema. 

Si os acordáis, ya hablamos de esto en la clase de Configuración de Premiere, donde definimos tanto la memoria y hardware que dedicamos a los procesos de Premiere, como la carpeta para cachés.

Y por último, si queremos aplicar un efecto a TODO el montaje, como por ejemplo poner todo en blanco y negro, o aplicarle grano, tenemos las capas de ajuste.

Aplicar efectos de vídeo en Premiere Pro

En la pestaña de Proyecto, en el mismo icono en el que creamos una Nueva Secuencia, aparece la opción de crear una Capa de Ajuste. Le definimos su tamaño, su base de tiempo y el aspecto de píxel, y se nos añadirá entre nuestros assets del proyecto. Podemos colocar esta capa encima de todo el montaje, alargarla tanto como queramos que sea efectiva, y al aplicarle efectos, estos tendrán influencia con todo lo que se encuentre debajo. Con ello conseguimos aplicar un efecto generalizado a la edición.

Modificar efectos de vídeo en Premiere Pro

Cuando tenemos un efecto aplicado a un clip o asset, estos se muestran en la pestaña Controles de Efectos como ya hemos visto. Cada efecto tiene sus propios controles, y podemos verlos desplegando dicho efecto.

Modificar efectos de vídeo en Premiere Pro

Por ejemplo, en Niveles vemos muchos parámetros editables (nivel entrada de negro o blanco, Gamma de R, G o B, etc…) y cada uno de ellos es configurable y también se le pueden aplicar keyframes si deseamos crear animaciones. Todos estos parámetros pueden copiarse y pegarse individualmente para ser replicados en otros clips.
Algunos efectos, como éste Niveles también tienen un pequeño icono al lado que permite hacer modificaciones con un control más visual diseñado ad hoc para él y puede resultar más cómodo.

Modificar efectos de vídeo en Premiere Pro

Todos los efectos incorporan un creador de máscaras, ya sea en formas predefinidas o manuales, que nos permiten definir una zona en el clip en la que se aplicará el efecto.

Modificar efectos de vídeo en Premiere Pro

Esto creará un subapartado dentro del efecto llamado Máscara en el que podremos definir tanto su trazado, calado, opacidad o expansión, e incluso crear keyframes en cada parámetro. Podemos modificar los puntos y modificadores bézier de la máscara en Programa y también el calado. Pero lo más interesante es la función Máscara de Seguimiento, que se realiza con los botones de análisis que hay al lado del parámetro Trazado.

Modificar efectos de vídeo en Premiere Pro

Si nos situamos al principio del clip al que hemos aplicado una máscara, o en el punto que queremos que empiece el seguimiento, y clicamos Realizar Seguimiento, Premiere analizará el clip e intentará hacer un seguimiento de la posición, escala y rotación con la máscara.

Creará keyframes automáticamente, consiguiendo con ello una máscara animada que sigue la zona que nos interese. Esto es configurable, según nos interese, para poder definir mejor el método de análisis. Se pueden crear múltiples máscaras en un efecto, o máscaras independientes en cada efecto individual.

También renombrar los efectos a placer, igual que las máscaras, clicando botón derecho en el nombre a cambiar, y escribiendo lo que nos interese. De este modo, podemos identificar mejor los efectos aplicados. Y como ya hemos avanzado antes, se puede guardar un efecto y su configuración como Ajuste Preestablecido, clic derecho en el efecto > Guardar Ajuste Preestablecido y lo encontraremos en la pestaña Efectos en la carpeta de Ajustes preestablecidos.

Retoque de color clásico

Si hablamos de efectos de vídeo, el más habitual y casi obligatorio siempre será el retoque de color.

Por lo general deberíamos intentar conseguir el color correcto ya en la grabación, pero siempre acaba siendo necesario un repaso en post-producción para acabar de darle un punto o corregir ciertos errores.

¡ATENCIÓN! Se dice mucho en rodajes Ya lo arreglamos en postpo y si bien es cierto que los postproductores somos genios de sabiduría y capacidad inconmensurable… lo cierto es que no todo se puede arreglar.

Si un plano está demasiado quemado (es decir, la luz es excesiva y hay sobreexposición extrema) o demasiado oscuro, poco se podrá hacer, y lo mismo si la dominancia de colores no es correcta. Así que intentar grabar con una exposición adecuada de luz y un balance de blancos correcto.

Tenemos previsto a futuro dar alguna clase de grabación en seosve, si no os la queréis perder, acordaos de suscribiros y darle a la campanita para no perderos ninguna novedad.

En cualquier caso, vamos a ver cómo retocar el color de un plano mediante el método clásico, y para ello nos valdremos de 3 efectos básicos: Niveles, Equilibrio de Color RGB y Equilibrio de color HLS.

Antes de empezar, y sólo para este método de retoque clásico, vamos a mover la pestaña Ámbitos de Lumetri y la colocaremos, por ejemplo, en la zona de las pestañas de Proyecto y Efectos ya que nos interesa poder ver su histograma mientras modificamos parámetros.

La disposición debería quedar parecida a la siguiente:

Retoque de color clásico en Premiere Pro

Para entender qué nos muestra Ámbitos de Lumetri, se trata de la representación visual de los canales RGB en que se encuentra el cabezal de reproducción. Se distribuyen de 0 a 100, indicando 100 máximo brillo y 0 mínimo. 

Si hacemos clic derecho encima, podemos escoger otros métodos de visualización, pero el de “Exposición RGB” nos sirve. A medida que modifiquemos el color, estas ondas se irán moviendo, mostrando el resultado. Nos interesa tener estas ondas bien extendidas e igualadas.

Entrando ya en retoque de color, empezaremos por Niveles. Lo buscáis en la pestaña Efectos y se lo aplicáis a vuestro clip. Con este efecto podemos definir el rango de los tonos entre negro y blanco ya sea en general o de cada canal de color RGB independiente. Dicho de otro modo, si queremos que sea más o menos oscuro. Podemos hacerlo mediante los controles individuales, o clicando como hemos visto antes el icono superior de Configurar.
Depende del clip, pero por lo general recomendamos NO subir el Nivel de entrada de Negro más allá de 20, no forzar los “medios tonos” más allá de 1,25 ni bajar el nivel de entrada de blanco de 225.

Retoque de color clásico en Premiere Pro

Son unos márgenes seguros para asegurarse que no se “empasten” los negros ni se “quemen” los blancos.

Trastead con ambos modos, usando tanto los niveles generales como los de cada canal de color, aunque recomendamos sólo usar los generales, ya que con niveles lo que queremos es “apretar” un poco los negros, o darle más brillo a los medios tonos. Ya usaremos otro parámetro para el balance de color.

Pasamos ahora a buscar en Efectos el de Equilibrio de color RGB, que a dia de hoy lo tenemos en la carpeta Obsoleto (ya hemos avisado que este método es el clásico…) Lo arrastramos al clip, por debajo de Niveles y vemos que podemos modificar los parámetros de Rojo, Verde y Azul entre una escala de 0 a 200. Por defecto se sitúa en 100.

Si aumentamos o disminuimos ese número, le estamos indicando a Premiere si queremos potenciar o reducir dicho canal, y con ello podemos modificar la dominancia de color e intentar un balance de color mejor.

Retoque de color clásico en Premiere Pro

Podemos comprobar la diferencia entre el original y el efecto si activamos o no el botón de FX.

Y ahora que tenemos los niveles y balance que queremos, podemos aplicar un último efecto, buscamos Equilibrio de Color HLS en la pestaña y lo aplicamos al final de toda nuestra ristra de efectos en el clip.

Con este efecto podemos controlar el tono (HUE) girando los grados del círculo cromático, la luminosidad (Light) subiendo o bajando el porcentaje, y la saturación (Saturation) también mediante porcentaje.

En realidad de este efecto nos interesa principalmente la Saturación, para darle más o menos fuerza a los colores de nuestro retoque. Si lo quisiéramos en blanco y negro, lo bajaríamos a -100, y si queremos darle un punto extra, lo subimos a placer, aunque atención, se degrada mucho la calidad si nos excedemos.

Retoque de color clásico en Premiere Pro
Retoque de color clásico en Premiere Pro

Un buen truco una vez definida esta saturación con HLS, es colocar el efecto por encima de Niveles, ya que así se aplica antes de pegar o separar los negros y blancos y la degradación es menor. De hecho, lo ideal es colocar Niveles al final de todo, ya que de estos 3 efectos, es el más destructivo, y mejor que se aplique una vez todos los demás ya hagan su efecto.

Del mismo modo, colocar HLS por encima o debajo de RGB realza la saturación distinto, ya que será sobre el original o sobre el retoque RGB que hagamos. Ya lo hemos dicho antes, el orden de los factores altera el producto, así que trastear con el orden para mantener calidades, efectos deseados y veréis todas las opciones posibles.

Si queremos ver el antes y el después de nuestro plano retocado, podemos desactivar uno por uno los efectos, o si mantenemos la tecla ALT al pulsar el icono de FX se desactivarán todos de golpe (incluso los de Movimiento y Opacidad). O podemos añadir el icono de “Silenciar Efectos Global” bajo el monitor de “Programa”, que al pulsarlo, sólo se activan y desactivan los efectos añadidos.

Existen otros métodos para el retoque de color, como los sencillos Brillo y Contraste o más avanzados como Corrección de color tridireccional, pero a pesar de reunir varios controladores que ahora hemos hecho por separado, ya se consideran obsoletos. ¿Y por qué? Pues porque desde hace unos años, Premiere ha incorporado el retocador de color más completo y funcional que ha tenido nunca, que es Lumetri. Así que desactivemos los efectos que hemos usado hasta ahora, coloquemos de nuevo la pestaña de Ámbitos de Lumetri en la zona de Origen y vayamos a Color de Lumetri.

Retoque de color con Lumetri

Lumetri tiene su propia ventana de control fuera de la pestaña de Control de Efectos, que es más intuitiva que los controles habituales que vemos en el resto de efectos.
En la clase de Configuración de Adobe Premiere os contamos cómo encontrar y ordenar los paneles. Echadle un ojo.

Retoque de color con Lumetri

Por eso nos gusta tenerla a parte, y tener al lado la pestaña de Ámbitos de Lumetri para ver como afecta nuestro retoque a medida que lo hacemos. De todos modos, podéis encontrarlo en Efectos y arrastrarlo como habitualmente al clip, aunque se añadirá automáticamente al clip si modificamos alguno de sus parámetros mientras estamos encima de dicho clip.

La gran ventaja de Lumetri es que incorpora muchos tipos de retoque, desde básicos a más avanzados, y su interacción es mucho más fina y completa.

Veamos todos sus apartados:

Retoque de color con Lumetri

Corrección básica

Tenemos el selector de LUT, con el que podemos escoger qué base de color usa nuestro asset, si es que viene de algun tipo de cámara específico.

El selector de pipeta de balance de blancos nos permite elegir en el monitor de programa lo que nosotros definimos como blanco, haciendo así un balance automático. O podemos hacerlo manualmente con los deslizadores de Temperatura y Tinción. Y después tenemos los controles de Exposición para darle más brillo, o el de Contraste para forzar más o menos la diferencia entre oscuros y claros.

Lo interesante de Lumetri es que incorpora el modificador de Resaltados, Sombras, Blancos y Negros de forma individual, que permiten controlar mejor las zonas más brillantes u oscuras por separado. Y también tenemos el control de Saturación al final.

Retoque de color con Lumetri

Creativo

En este apartado podemos hacer uso de “Looks” predefinidos, que son filtros de color al estilo Instagram.

En la miniatura inferior podemos ver como quedarían antes de aplicarlos, y con el regulador de Intensidad de justo debajo podemos controlar su aplicación entre 0 y 200.

Pero lo interesante de esta ventana es su parte de Ajustes, en la que podemos aplicar un filtro de Película descolorida que “lava” la imágen de negros. O un filtro de Enfoque que la verdad funciona muy bien. Nosotros lo usamos cuando ampliamos los fotogramas en un reescalado para recuperar un poco de definición perdida.

También tenemos Intensidad que remarca las diferencias entre tonos de color y nosotros usamos muy a menudo para potenciar el aspecto visual de los clips. Y el control de Saturación que tenemos aquí es el que realmente usamos, ya que es más fino que el que encontramos en Corrección básica.

Las ruedas de color de Matiz de sombra/Iluminación modifican el tono de las bajas y altas luces, y con el Equilibrio de Matiz marcamos su intensidad.

Retoque de color con Lumetri

Curvas

Este es el apartado equivalente a Niveles, en que podemos modificar tanto los negros y blancos a nivel general o por canales RGB. La gran ventaja es que en Lumetri podemos hacer puntos intermedios y modificarlos con curvas bézier para ser más exactos. También hay un desplegable con curvas de matriz/saturación en la que podemos modificar con suavidad la afectación del tono y la saturación.

Retoque de color con Lumetri

Coincidencia y ruedas de color

Otro método de retoque de tono y niveles, quizá más visual. Podemos encender una “vista de comparación” para ver nuestro resultado mientras variamos los parámetros, que se consiguen seleccionando un punto del círculo cromático para definir el tono de Sombras, Medios Tonos y Resaltados, a la vez que se puede usar el “dimmer” lateral para bajar o subir los negros y blancos de cada uno de ellos. No solemos usar esta opción, pero permite hacer “looks” de forma fácil.

Retoque de color con Lumetri

HSL Secundario

En cambio sí que hacemos uso extenso de este apartado de Lumetri. Con él podemos hacer una selección de tono, saturación e intensidad muy acurada, y en base a esa selección, hacer ajustes más específicos. Lo que se selecciona aquí es un rango que luego se modifica, no afecta al retoque final.

Por ejemplo, si al subir la saturación general nos gusta como queda el entorno, pero el color de piel de nuestro sujeto es demasiado “colorido”, podemos seleccionar con la pipeta su tono de piel en el apartado Clave.

Con los parámetros A, S e I podemos modificar el rango de dicha selección e ir comprobando con el selector de Color/Gris. Entonces en Ajustar podemos Eliminar Ruido, pero sobre todo podemos “Desenfocar” para que esa selección tenga algo de difusión.

Y en el apartado corrección haremos lo que consideremos necesario: desde cambiar el tono con el círculo, o la temperatura de color y tinción, dar más o menos contraste, enfocar la selección o lo que nos sirve en este caso, bajar la saturación del tono de piel seleccionado.

Retoque de color con Lumetri

Viñeta

Este último apartado nos permite crear una viñeta, ese degradado en los bordes del metraje que a veces encontramos. Se puede controlar su tamaño, punto medio, redondez y el calado. Con todos estos parámetros, Lumetri engloba varios tipos de efectos de retoque de color, y por eso consideramos que es el método más eficiente para realizarlo.

En nuestro caso, casi siempre empezamos por exponer correctamente el metraje mediante Curvas. Para ello nos fijaremos en Ámbitos de Lumetri e intentaremos que los “picos” de cada canal RGB se sitúen entre 90 y 100 en el caso de altas luces, que el grueso de los tonos medios se situen entre 70 y 40, y que los negros estén entre 10 y 0. También mediante las curvas individuales de cada canal RGB intentamos igualarlas, para que todas estén más o menos iguales, consiguiendo a priori un balance de blancos manual adecuado.

Una vez hemos “estirado” los niveles, nos disponemos a ir a Corrección básica, dónde le damos un tono más cálido o azulado mediante la Temperatura y la Tinción, miramos si hay que darle un punto de Exposición extra al clip, quizá forcemos o disminuyamos el contraste, juguemos con las Altas Luces y las Sombras, y poco más, ya que el resto de parámetros en este apartado pueden resultar muy destructivos.

Pasamos luego a Creativo, donde casi siempre usamos Intensidad para hacer vibrar más los tonos de los colores y aquí sí que jugamos algo con Saturación a nuestro gusto. También en Creativo es donde aplicamos el Enfoque si es necesario para esos planos que re-escalamos y que queremos que recuperen algo de nitidez.

Y ya por último, como hemos comentado, en el apartado HSL Secundario miramos si debemos rebajar algún tono concreto de color mediante selección precisa y disminuyendo la saturación. Para terminar de hablar de Lumetri, decir que se puede aplicar más de 1 vez en cada clip, y en cada uno de ellos retocar una parte distinta. Como todos los efectos, según el orden en la zona de Control de Efectos, se comportará de una manera o de otra.

Consideraciones finales

Retocar color es un arte por sí mismo, y si bien no hay normas escritas en cuanto a estilos y gustos, sí que hay que seguir ciertos procedimientos para intentar no “destruir” nuestro metraje.

Si queréis conocer más conceptos de teoría de color, os dejamos la clase de color que dio Noe en la que profundiza más en los aspectos teóricos.

Hay algunos tipos de archivos, como los RAW de ciertas cámaras de nivel alto, que permiten jugar más con el retoque, forzar más la imagen, pero por lo general, es mejor un retoque sutil y poco intervencionista, por eso recomendamos siempre que vengamos con el material bien grabado de casa.

En esta clase hemos visto como aplicar efectos incluidos en Premiere, en especial el retoque de color. Obviamente, existen plugins que permiten hacer muchos más efectos, e incluso la opción de enviar el metraje a After Effects, el programa de composición avanzada de Adobe, y hacer allí los efectos y retoques.

De todos modos, a nivel de eficiencia y sencillez, Premiere ofrece muchas opciones más que suficientes para la mayoría de efectos que podemos necesitar. Eso sí, cuantos más efectos se empleen, más procesamiento necesitará el proyecto, y por lo tanto, más va a sudar nuestro ordenador para trabajar. Por eso siempre recomendamos que primero se edite el montaje, con los cortes, sonidos, transiciones e incluso gráficos y títulos, ya que una vez empecemos a añadir efectos, la reproducción en tiempo real se verá alterada.

Si seguimos este orden, seguiremos teniendo un proyecto ordenado, eficiente y cómodo de usar.

Y hasta aquí la clase de hoy, en la siguiente entrada seguiremos hablando de efectos, pero esta vez de Audio, y sobre todo, hablaremos de cómo intentar mejorar el sonido de nuestros vídeos y a masterizar el montaje de sonido definitivo.

Si tenéis alguna duda, nos la podéis dejar en los comentarios y os responderemos encantados.

¡Hasta la próxima!

No Comments

Post A Comment