Redes sociales para principiantes

Redes Sociales para principiantes

Redes sociales para principiantes

Salgamos de ese agujero en el que hemos estado metidos los últimos 20 años y hablemos claro: Las redes sociales son una realidad. Si queremos estar al tanto de lo que se cuece en el inmenso mundo que es Internet, seguramente deberemos crear algunos perfiles. En esta entrada queremos explicar algunos conceptos sencillos, para hacerlo más ameno para principiantes.

Marketing Digital para principiantes

Empecemos por el principio. El marketing digital, también conocido como marketing online, engloba acciones y estrategias publicitarias o comerciales que se ejecutan en Internet. El marketing digital ha ido experimentando de manera muy rápida, cambios en las técnicas y herramientas utilizadas y las posibilidades que ofrece a empresas y usuarios.

Algunas de las principales técnicas de Marketing Digital son: las estrategias en redes sociales (que veremos en esta entrada), el SEO, el SEM, la analítica web, el email marketing… Tal y como se aprecia en el anterior vídeo, los especialistas en Marketing Digital siguen al usuario en todos sus contactos con la marca en Internet. Las redes sociales son esenciales en cualquier estrategia de Marketing Digital y se encargan tanto de la captación como de la fidelización de los usuarios y clientes.

¿Qué son las redes sociales?

Las redes sociales son el sistema con el que los usuarios pueden comunicarse e interactuar online. En los últimos 10 años hemos visto un incremento tanto en el número de redes sociales como en el número de personas que las utilizan. Se les llama redes sociales por que los usuarios desarrollan su contexto social, con conversaciones, comentarios, anotaciones, etc. 

Publicar contenido se ha vuelto más sencillo en los últimos años, lo cual ha servido para que las redes sociales hayan experimentado un ascenso meteórico. Los usuarios no especializados en labores técnicas Web son capaces de crear contenido y publicarlo de forma rápida en varias plataformas.

Para los negocios, las redes sociales suponen una oportunidad y una responsabilidad. La gran cantidad de datos que los usuarios comparten a través de redes sociales tiene contentos a los especialistas en marketing digital.

La clave es entender las redes sociales como una oportunidad para desarrollar y aumentar las relaciones entre consumidores y empresas a través de estos canales.

¿Para qué necesitamos las redes sociales?

Da igual que regentéis un pequeño negocio de carácter local, o que tengáis una gran empresa de nivel internacional, las estadísticas lo dejan bien claro: vuestros clientes utilizan Internet. Interactúan en redes sociales con sus amigos y colegas del sector para buscar información, recomendaciones y entretenimiento.

Si una empresa no tiene presencia en Internet, su competencia aprovechará este hueco y tratará de llegar a los usuarios que le interesen. Es decir, que Internet (y las redes sociales) puede ser una buena oportunidad para aumentar el nº de clientes, solucionar dudas online, realizar atención al cliente de manera más efectiva y un largo etcétera. ¿Queréis perderos esta oportunidad?

¿Debemos estar en todas las redes sociales?

No es necesario usar todas las redes sociales que hay para vuestro negocio, solo aquellas donde esté vuestro público objetivo y las que seáis capaces de manejar. Es decir, que más vale tener una buena página de LinkedIn (por poner un ejemplo) que se actualice cada día que un montón de perfiles en distintas redes que se actualicen una vez al mes.

Todas las redes sociales funcionan de forma distinta y necesitarán contenidos y recursos distintos. Deberéis encontrar aquellas que os generen un mejor retorno. Vuestro trabajo será descubrir cual es la mejor forma de comunicaros con vuestra comunidad online.

Podemos dividir las redes sociales en 2 categorías: redes sociales propias y redes sociales “alquiladas”.

Redes sociales propias

Incluyen blogs, foros y pequeñas redes sociales propias. La característica principal de esta categoría es que somos propietarios del canal en cuestión (por ejemplo, nuestro blog) en lugar de crear un canal en una web o app propiedad de otra empresa (YouTube, Facebook, Instagram, etc.). Puede ser vuestra página web principal o cualquier otro dominio, pero está totalmente bajo vuestro control.

Esto es especialmente importante, ya que cuando hacemos un canal en YouTube, esta red social no es nuestra sino que pertenece a Google. Si YouTube cambia sus exigencias nos tendremos que adaptar a ellas. Si los usuarios dejan de utilizar YouTube, nuestros usuarios lo harán también.

A pesar de que es buena idea utilizar redes sociales externas a nuestro proyecto (que nos pueden proveer de mucho tráfico) es también importante controlar un proyecto Web o App propio que nos permita pivotar en este cambiante mundo del Marketing Digital.

Redes sociales “alquiladas”

Es muy parecido a alquilar un piso, el usuario ocupa una parte del canal con el permiso del propietario. En ocasiones hay un coste involucrado, pero en el mundo de las redes sociales no sucede de forma habitual. Proyectos como Facebook, Twitter y YouTube se establecen en esta categoría. Facebook es dueño de vuestra página de fans, y simplemente gestionáis vuestra presencia en él. Tenéis el canal oficial en la red social, pero no podéis controlar como funciona este canal ni preveer como va a cambiar.

Vale, os hemos entendido, ahora… ¿Para qué podemos usar las redes sociales de nuestro proyecto?

Vuestra presencia en las redes sociales es vital para:

  • Aumentar el tráfico Web: las redes sociales pueden atraer nuevos usuarios a vuestro site, llegando donde los buscadores no lleguen.
  • Construir o mejorar vuestra imagen de marca y acercarla a vuestro público más fácilmente. Es la mejor manera de transmitir los valores y la personalidad de una empresa.
  • Mejorar la interacción y el feedback: Según como nos respondan nuestros fans podemos conocer sus gustos, necesidades e intereses. Podemos aplicar esta información a nuevas estrategias de empresa, mejorando el targeting y la interacción.
  • Mejorar el posicionamiento Web. Ser activos en las redes sociales aumenta la interacción y los enlaces hacia nuestra Web. No solo nos trae tráfico desde Facebook o Twitter, sino que también mejora el posicionamiento de nuestras palabras clave en los buscadores. Una buena estrategia SEO no puede no incluir alguna red social.
  • Fidelizar a nuestros clientes. Si nos hemos molestado en atraer un montón de público, que además ha interactuado con nuestra página Web, nuestro último objetivo debería ser que vuelvan a visitarnos. Para ello, las redes sociales son vitales, ya que mediante publicaciones que lleven a nuestra Web podemos conseguir que nuestros clientes vuelvan.

Redes Sociales para principales

¿Qué redes sociales podemos utilizar?

Si eres un usuario puedes utilizar aquella red social que te permita comunicarte con más gente: tus amigos, familia, compañeros de trabajo, etc. Has de tener siempre en cuenta que hacerte un perfil en una red social es «gratis». No estas pagando dinero para utilizar esa red social pero estás pagando con tus datos. Por ejemplo, si quieres buscar trabajo puedes hacerte un perfil en LinkedIn.

Si eres una marca vas a ir a por esos usuarios. ¿Todos? No, únicamente aquellos que te interesen. La selección de redes sociales dependerá de:

  • Nuestras capacidades: presupuesto, personal para gestionarlas…
  • Nuestra marca.
  • Nuestro público.

Por poner un ejemplo: Imaginemos que tenemos una panadería de barrio. Tal vez no sea necesario tener una página web pero sí que sería interesante utilizar:

No tenemos que tener muchos seguidores, únicamente aquellos que nos interesen.

Lista de redes sociales más utilizadas

Sin comentarios

Contadnos qué os parece todo esto: