Tipos de plano, técnicas de edición y transiciones

Tipos de plano, técnicas de edición y transiciones

En la clase de hoy vamos a hablar de narrativa audiovisual básica con tipos de planos y técnicas de edición, como cortes y transiciones.

La edición de vídeo es dar sentido a una serie de imágenes y del mismo modo que las frases se forman de palabras, un montaje se forma de planos y de la relación que se establece entre ellos en base a unas técnicas de edición.

Editar es un mundo muy vasto, casi interminable, por eso os vamos a hablar de lenguaje narrativo y una serie de técnicas básicas de edición que os irán de perlas para crear un discurso fluido y coherente.

TIPOS DE PLANO Y SU SIGNIFICADO

Como editores, debemos conocer los tipos de planos y sus significados, para elegir bien cuál usar en cada momento. Existen básicamente 3 tipologías de plano; los descriptivos, los narrativos y los expresivos. Veamos ejemplos de cada uno.

PLANOS DESCRIPTIVOS

Los planos descriptivos son aquellos en los que se muestra de forma general la información de una escena y no tanto en centrarse en los rasgos de los sujetos.

PLANO GENERAL

Plano general

El plano general abarca todo el espacio en el que sucederá la acción. Se utiliza para ubicar al espectador, dando referencia del lugar, espacio, personajes y objetos de una situación. Por eso muchas veces las escenas empiezan con un plano general. Pero si se usa de forma más deliberada, también puede adquirir un sentido distinto, como aislamiento, soledad e incluso caos. El plano general también aporta aire, un respiro al espectador, y suele ser un plano de mayor duración en pantalla para que dé tiempo a ver toda la información que pueda contener.

PLANO CONJUNTO

El plano conjunto se utiliza para mostrar a varios sujetos en un mismo encuadre, centrándose en la acción de forma más específica pero sin grandes detalles, mostrando el cuerpo entero de todos los sujetos. Si el plano general enseña un lugar, el conjunto enseña una situación.

Plano conjunto

Un jinete ensillando a su caballo, o un niño jugando con su abuelo serían ejemplos de planos conjuntos, nos muestran una situación y a la vez una acción suficientemente clara pero sin destacarla. No es lo suficientemente abierto como para servir de plano general que ubique al espectador, pero sí lo suficiente para dar más contexto de la situación.

PLANOS NARRATIVOS

Si cerramos más el plano, entramos ya con planos ideales para hacer avanzar la narrativa.

PLANO ENTERO

El Plano Entero hace referencia al sujeto de la acción, no tanto al espacio. Cuando interesa que se vea la totalidad del cuerpo del sujeto que realiza la acción, se suele utilizar el Plano Entero.

Plano entero

Estos planos suelen ser perfectos para acciones muy físicas, como levantar una carga, hacer deporte o una caída espectacular. Hay una variante, el Plano Americano, que recorta un poco por debajo de las rodillas, pero sigue centrado en el sujeto en general. Nació en el western, para ver tanto la cara del cowboy como su pistolera.

Plano americano

PLANO MEDIO

El plano medio y sus variantes, el plano medio largo o plano medio corto, se utilizan para centrarnos en el sujeto de forma más expresa.

Plano medio

Gracias a mostrarnos tanto las manos como la cara del sujeto, resultan ideales para expresar emociones y focalizar el discurso que queremos que siga el espectador.

Plano medio

El plano medio va de cintura a cabeza. El plano medio largo se abre un poco más hasta casi las rodillas.  El plano medio corto se cierra hasta la mitad del pecho. Una conversación entre dos personas, un profesor dando clase o alguien haciendo deberes suele usar un plano medio.

Plano medio

La abertura de ese plano medio, más largo o más corto, puede indicar más o menos intensidad de la acción o situación mostrada.

PLANOS EXPRESIVOS

Y si cerramos aún más el plano, ya entramos en terreno de los planos expresivos.

PRIMER PLANO

El primer plano empieza a la altura de los hombros, centrándose sobre todo en el rostro del sujeto.

Primer plano

Es el plano perfecto para centrarse en las emociones, en la intimidad del sujeto. Una persona asustada, o feliz, o atenta… todo lo que sea realzar las emociones que siente el personaje, se utilizará en primer plano. No solo se usa para que el sujeto muestre sus emociones, también para crear mayor cercanía del espectador con el discurso.

PRIMERÍSIMO PRIMER PLANO

El hermano exagerado del primer plano es el primerísimo primer plano, el drama queen de los planos.

Primerísimo primer plano

Utilizado para realzar una emoción intensa, como si nos metiéramos en la mente del personaje. Se puede usar a nivel dramático, pero también funciona muy bien para comedia. Precisamente por eso hay que vigilar con no abusar del primerísimo primer plano, ya que tienden a la exageración.

OTROS TIPOS DE PLANO

Y ya para terminar, hablaros de un par de planos que no hemos querido añadir a una sola categoría, ya que pueden desempeñar tareas tanto descriptivas como narrativas o expresivas dependiendo de su uso.

PLANO DETALLE

Tipos de plano, técnicas de edición y transiciones ⋆ seosve

Usado para enseñar claramente un objeto, o partes de una acción o sujeto, el plano detalle es ideal para describir algo minuciosamente, pero también usado de forma expresiva puede reforzar aún más lo que un primer o primerísimo primer plano no consiguen.

PLANO SUBJETIVO

Se llama plano subjetivo al plano que imita la visión de un personaje. Puede ser descriptivo como un rider en ruta, o dramático como un depredador acechando a su presa.

Plano subjetivo
Plano subjetivo

Obviamente, todos estos planos tienen variaciones, como por ejemplo si son picados o contrapicados, lo que hace que su significado pueda variar, pero a nivel de tipología, con esta lista básica podemos avanzar tranquilamente. Y nos disponemos a avanzar ya a estilos y técnicas de edición, que serán las que pondrán en situación estos planos, haciéndolos dialogar e interactuar entre ellos para conseguir un resultado narrativo completo.

TOMA ÚNICA O PLANO SECUENCIA

Lo más sencillo que se puede grabar y editar es la toma única o plano secuencia. Se trata de una toma en la que todo el contenido sucede en un mismo plano sin cortes, sea estático o en movimiento. Pongamos por ejemplo que tenéis un vídeo informativo, en el que vuestro sujeto habla a cámara de una tirada, diciendo todo el discurso sin cortes ni repeticiones. Al estilo presentador de noticias. O el sujeto se mueve mientras la cámara le sigue durante su acción, sea la que sea, correr, saltar, e incluso hablar.

Toma única
Plano secuencia

Pues eso podría llamarse toma única o plano secuencia. Veamos sus ventajas:

  • Al grabar se ahorra mucho tiempo si la secuencia sale a la primera.
  • Y al editar pues casi que no se tendría por qué hacer más que quizá retocar el color y añadir algún grafismo informativo.

Pero lo cierto es que el plano secuencia tiene inconvenientes muy a tener en cuenta:

  • Si en algún punto se equivoca el sujeto, o falla la cámara, o el escenario se viene abajo… habrá que repetirlo desde el principio hasta que se consiga la toma deseada y sin fallos.
  • En los planos secuencia que incorporan movimiento por distintos espacios, la planificación y ensayos, la iluminación y decoración de todo un recorrido, hacen que el tiempo de preparación sea muy alto.
  • Y sobre todo para lo que nos ocupa en este curso, que es la edición… ¡PUEDE SER ABURRIDO!

Así que pensad muy bien si vuestro sujeto (seáis vosotros o un colaborador) será capaz de realizar el discurso o la acción con facilidad, si vuestro camarógrafo es de los que falla poco y si os podéis permitir un vídeo sin mucha edición. Si la respuesta es sí, el plano secuencia puede aportar un toque fresco y de realismo brutal, y a la vez ahorra tiempo tanto de grabación como edición. Pero lo más probable es que os pueda llegar a meter en problemas y a su vez no sea el estilo deseado, así que hablemos del siguiente estilo, que será más práctico y versátil.

EDICIÓN POR CORTE

Editar por corte significa coger partes de una o distintas tomas y yuxtaponerlas. Los planos unidos por edición al corte tienen tendencia a influenciarse mutuamente, así que hay que tener en cuenta como van a “montar”, es decir, qué efecto provocará su unión. En el caso de YouTube, muchas veces la edición al corte se hace en un plano secuencia para poder repetir partes de una grabación o discurso que no sale bien y no tener que repetir desde el principio, luego en edición juntar las partes buenas descartando las malas.

Edición por corte

También sirve para añadir variedad en cada toma, ya que el discurso se fragmenta en partes que no tienen por qué estar en el mismo lugar o ser la misma situación. Por ejemplo, en este vídeo véis constantemente edición al corte cuando os hablo, pasamos de un plano abierto a uno más cerrado. A este tipo de corte se le llama “de continuidad”, puesto que la situación es la misma, pero dinamizamos el discurso. Pero también es edición al corte cuando pasamos de un sujeto a otro en una entrevista o conversación, o incluso de un sujeto a un grafismo a pantalla completa o imagen de recurso.

Edición por corte: inserto
Edición por corte: inserto
Edición por corte: inserto

En este último caso lo llamamos “inserto”, ya que ilustra el discurso o refuerza la acción que esté realizando. Os recomendamos editar siempre al corte, ya que las ventajas son muchas. Desde poder repetir tomas, variar la presentación visual y jugar más con el montaje. El principal inconveniente se solventa con experiencia; hay que planificar un poco más el rodaje y dedicarle a la edición un poco más de atención. Pero al fin de cuentas, el resultado será mucho más lucido.

JUMP CUT vs REESCALADO

Hablemos ahora de dos técnicas en concreto de Edición por Corte; el jump cut y el reescalado. En realidad ambas técnicas sirven para lo mismo; juntar dos partes de uno o distintos planos y darles continuidad, pero su efecto es muy distinto.

Hablemos primero del jump cut. Como véis, se trata de eliminar el espacio sobrante o tomas malas de una grabación hecha del tirón, sin cambiar nada del plano; ni su tamaño, posición ni nada. El jump cut es la técnica más sencilla de edición, ya que sólo obliga a cortar y eliminar esas partes, y por eso se estableció como la edición por defecto en Youtube desde sus inicios. Su facilidad y el ritmo que imprime al discurso resultó ideal para una plataforma que antiguamente tenía muchas limitaciones de tiempo, y eso acabó cuajando. Pero hay que decirlo, funciona con estilos muy desenfadados, muy de cercanía y a menudo acelera tanto que acaba cansando y no deja reposar al espectador. A parte de que da la sensación de vídeo muy directo, sí, pero poco trabajado, por eso vamos a hablar del reescalado como opción alternativa.

Ya lo véis… (de hecho lo habéis estado viendo durante todo este vídeo) se trata de aprovechar cada corte y hacer una variación de escala, tamaño, posición y/o color a cada cambio de plano. En realidad se trata igualmente de un jumpcut, pero añade más variedad y por lo tanto, parece más trabajado y deliberado… con una intención detrás y no simple vaguería. Se pueden aprovechar estos cambios de plano para acentuar partes concretas del discurso, o hacer espacio para un grafismo flotante.Ya hablaremos más en profundidad del reescalado en futuras clases de este curso, pero que sepáis que reescalar significa aumentar el tamaño del vídeo que habéis grabado. Se puede llegar a perder calidad si la fuente de origen no tiene una definición mínima adecuada y empeorar así la calidad de imagen. Pero no sólo podemos pasar de una imagen a otra por corte, así que veamos ya otro tipo de transiciones.

TRANSICIONES

Las transiciones o maneras de pasar de una imagen a otra, son fundamentales y, de hecho, inherentes en la edición. Hay de muchos tipos y cada una tiene significados distintos, así que veamos las principales.

Por corte

Seguimos hablando del corte, ya que es una transición en sí mismo. Puede ser un corte para construir continuidad en una escena como un diálogo, o un corte por contraste si se usa para un cambio brusco de situación… La versatilidad del corte es brutal: funciona como una coma, un punto y coma, dos puntos, un punto y seguido o punto y aparte.

Encadenado (o fundido cruzado)

El encadenado o fundido cruzado es la mezcla de dos planos que se desvanecen entre sí, dando paso el primero al segundo sin que se note un corte brusco.

Dependiendo de su uso, un encadenado puede resultar en la sensación de paso de tiempo, o en continuidad temática o visual. Os lo podéis imaginar como unos puntos suspensivos. Hay que vigilar mucho con los fundidos cruzados, ya que hay imágenes que no se mezclan visualmente bien entre sí, y hay un dicho en el mundo de la edición que reza “Si da pena… encadena”, ¡así que OJO!

Fundido a negro (a color)

El fundido a negro (o blanco, o cualquier color en realidad) es lo mismo que el encadenado cruzado, excepto que no vamos de una imagen a otra, sino que venimos de o vamos a un color plano. Normalmente estos fundidos se usan para iniciar o terminar un discurso, o marcar un punto y aparte bien marcado en el vídeo. Dependiendo de ese color, el efecto que conseguiremos en el espectador será distinto. Pensad en ellos como puntos finales, o más bien como esas entradillas y salidas de cuento del estilo “Erase una vez…” o “…y comieron perdices”.

Barridos y desplazamientos

Un barrido consiste en pasar de una imagen a otra mediante un movimiento brusco de un plano al siguiente. La primera toma termina con un movimiento lateral o vertical rápido y la siguiente empieza  siguiendo ese movimiento lateral o vertical. Luego se corta en el momento álgido de ambos movimientos o se encadenan entre ellos. Hay una variante que es el desplazamiento, en el que un plano empuja al otro para hacer el cambio. No es el mismo efecto, pero sí una sensación parecida. Podéis imaginaros esta transición como la expresión “Y entonces, esto”.

Cortinillas

Las cortinillas son esa transición en que la imagen inicial se fragmenta en algún tipo de forma, ya sea unas cortinas venecianas, o un círculo irisado o… sí, lo que estáis pensando muchos, una cortinilla de estrellas. Se popularizó mucho con la llegada del vídeo doméstico VHS y la posibilidad de edición en casa, pero admitámoslo, es cutre. De hecho, se usa más a menudo como recurso cómico y si queréis mi opinión y un nuevo proverbio de sabiduría montajil, aquí os lo dejo “si queréis dar risilla, usad cortinilla”. Hemos dejado fuera muchas transiciones, como Zooms o desenfoques, y también hay transiciones basadas en el sonido, pero al fin de cuentas, se trata de combinaciones entre distintas transiciones y efectos. Cuando el curso llegue a la parte tutorial investigaremos más a fondo, pero por ahora, terminemos esta primera lección.

No Comments

Post A Comment